Parte 6: ¿Cómo nos afecta la radiación de la tierra?

El consenso sobre la radiación de la tierra y su impacto sigue siendo tenso. Los escépticos niegan su existencia y creen que no tienen ningún efecto. Otros se han dedicado a la investigación de estos y creen lo contrario.

fotobebe

Los niños y bebés todavía tienen una “antena” para la radiación de la tierra. Si ruedan alrededor en la cama con frecuencia, puede ser que estén buscando un lugar libre de estrés.

Los efectos patológicos de las tensiones geopáticas no siempre son inmediatamente evidentes. Estos son graduales y más insidiosos. Los síntomas iniciales pueden presentarse en forma de trastornos del sistema inmune o en una enfermedad poco visible que se repite después de un breve periodo de tiempo, a pesar del tratamiento con éxito y sin justificación aparente.

Si la medicación y terapias complementarias siguen un patrón de mejoría temporal seguida por un consiguiente deterioro a pesar de una mayor atención médica o terapéutica, entonces debería considerarse el efecto sutil de radiación de la Tierra como una posible causa. A menudo, sin embargo, en este punto el daño es extenso y el camino hacia la recuperación puede resultar largo y tedioso.

Suponemos que los síntomas de estrés geopático sólo tienen un efecto cuando nos exponemos a ellos durante períodos prolongados sobre una base diaria. Esto se aplica sobre todo y especialmente a la exposición en el dormitorio. Cuando dormimos solemos relajarnos por completo, reduciéndose el funcionamiento de nuestro cuerpo al mínimo. Esto le da a los efectos negativos de la radiación de la tierra una mejor oportunidad de influir en nosotros.

En la mayoría de los casos, estas influencias se manifiestan como trastornos del sueño (por ejemplo, sueño no reparador, insomnio y despertar frecuentemente). Los niños son particularmente susceptibles: cuando se sacuden y se dan vuelta en la cama, puede ser un esfuerzo inconsciente para encontrar un lugar libre de estrés al dormir.

fotodolor1

Cualquier persona que se despierta sintiéndose agotado debe investigar su dormitorio.

Si duerme en más de una fuente de estrés geopático, más a menudo se sentirá agotado por la mañana y puede experimentar dolor de espalda o cuello. Los efectos de los fenómenos tales como tensiones geopáticas, son sutiles y no todo el mundo se fija en ellos fácilmente. Incluso si no podemos observarlos, sin embargo, aún pueden afectar negativamente a nuestra salud. Las exposiciones largas pueden dar lugar a síntomas y enfermedades graves.

Los científicos han observado que puede tomar hasta cinco años para que las enfermedades, como el cáncer, sean sintomáticas. En este contexto, también podemos suponer que las personas sin síntomas que han dormido en el mismo lugar durante siete años o más sin haberse movido de su cama, puede tener la seguridad de que no tienen venas de radiación de la tierra o agua no saludables en su dormitorio.

Cualquier persona que tiene un trabajo de escritorio y se sienta en el mismo lugar durante ocho o más horas al día, debería explorar la posibilidad de que haya radiación dañina de la tierra. Esto es especialmente cierto si él o ella se siente cansado, agotado, exhausto después del trabajo, o con frecuencia sufre de dolores de cabeza o dolor de espalda al final del día.

Siguiente: Parte 7: Los estudios sobre los rayos de la Tierra

Dinos que buscas y dale a Enter para buscar