In Información, Productos de Protección Electromagnética

¿Para qué nos sirve la Glándula Pineal?

Nuestra glándula pineal, que está situada en el centro geométrico del cerebro, tiene el tamaño de una judia pequeña. Se conoce su existencia desde hace unos 2.000 años y realiza trabajos fundamentales en nuestro organismo.

Sintetiza dos sustancias fundamentales. Una es la melatonina, una hormona, que entre otros benficios, nos ayuda a dormir por la noche. Por el día produce poca melatonina. Cuanto más nos de el sol, menos produce durante el día y acumula un tipo de sulfato de colesterol. Y luego por la noche, cuando cae la luz, comienza a producir la melatonina, que es fundamental para que, además de dormir, el cuerpo se regenere y descanse, que el cerebro se limpie de todas las sustancias tóxicas que pueda tener y libere ese compuesto de sulfato de colesterol que nos ayuda a liberar la toxicidad.

Por eso es sumamente importante esta glándula. Además la glándula pineal tiene mucho que ver con regular el ritmo circadiano. Eso significa que regula todos los eventos que ocurren durante el día y la noche. Hay cosas que tienen que ocurrir durante la noche como es la regeneración de nuestro cuerpo. Fundamentalmente del cerebro, incluido su limpieza.

Sucede la producción de células del sistema inmunológico o la regulación hormonal mientras dormimos. Pero necesitamos estar durmiendo profundamente. También el cerebro se regenera mientras dormimos. Son los procesos llamados de neurogenesis. La fabricación de nuevas neuronas ocurren mientras dormimos y todo ese proceso lo activa la producción de malatonina.

También la melatonina, al igual que el sulfato que va vinculado, son antioxidantes. Eso ¿qué significa? Pues que va a eliminar los radicales libres y todas esas sustancias que podamos haber acumulado en el cerebro, como por ejemplo el aluminio y otros metales pesados. Reduce el estrés oxidativo.

También la Glándula pineal es responsable de fabricar ese líquido cefaloraquideo que es el que va a limpiar el cerebro por la noche, por ejemplo esas placas de beta amiloide (proteina que produce los sintomas y que es lo que tienden a acumular los enfermos de Alzehimer).

También produce hormonas a partir del colesterol. ¿Qué significa eso? Bueno, es un centro secundario de producción de hormonas, como por ejemplo testosterona que también se regula en la glándula pineal y algunos tipos de estrógenos.

Si produce hormonas a partir del colesterol y tenemos el colesterol muy bajo, porque lo estamos bajando, eso nos dará problemas.

También produce una sustancia que se llama DMT, que es el responsable de que entremos en esa fase del sueño llamado REM, que es cuando soñamos. Ese DMT es esa sustancia que también nos permite estar en estados alterados de consciencia y permite la conexión espiritual. Ese DMT deja de producirse cuando se va dañando la glándula pineal.

La gládula pineal pesa unos 150 miligramos y, como decíamos al principio, es de un tamaño muy pequeño. Una maravilla de diseño. Pero tiene una particularidad y es que está fuera de la barrera hematoencefálica, es decir, esa barrera que protege todo el cerebro no protege la glándula pineal.

La glándula pineal filtra muchísima sangre siendo un ógano tan pequeño. Y eso ¿qué significa? Pues que tiende a calcificarse, a acumular calcio.

¿Qué es lo que causa que esa glándula enferme?

Justamente el que se calcifique la glándula pineal, de forma acelerada, la enferma. Por lo tanto, ¿Qué es lo que puede acelerar la calcificación de la glándula pineal?¿Qué causa la calcificación?

La inflamación (por ejemplo de los vasos sanguineos)

La hipoxia (es decir, no oxigenar bien mientras estamos durmiendo)

La hipertensión también contribuye a la calcificación de la glandula pineal

La presión intracraenal, que puede ser por ictus, por trauma o golpe que nos hayamos dado en la cabeza. El Alzheimer también aumenta la presión.

¿Qué 4 enemigos invisibles pueden acelerar la calcificación?

Hay que aclarar que este proceso es normal a medida que nos hacemos mayores y eso de momento es inevitable.

Pero hay factores que pueden acelerar esa calcificación y van dañando esa glándula pineal. Esa glándula es fundamental para que no se degenere nuestro cerebro.

Hay cuatro cosas sobre las que podemos incidir y son, cuanto menos, curiosas.

Una es el Fluor. Tiene una gran impacto sobre la glándula pineal porque es una sustancia tóxica. Nos han vendido el fluor como esa sustancia que previene las caries y que mantiene los dientes sanos, sin embargo eso es algo que hoy está en cuestión. Pero si sabemos que es una sustancia tóxica para la glándula pineal y para nuestro cerebro principalmente.

El fluor está en los tratamientos dentales, en el agua fluorada, en sartenes antiadherentes. Algunas comunidades autónomas añaden fluor al agua.

Según estudios, reduce el coeficiente intelectual, puede producir hipotiroidismo porque sustituye al yodo en la tiroides, puede producir tumores en el cerebro, está relacionado con las migrañas y produce esterilidad, reduciendo la población.

Otra es el Aluminio, que es un potente neurotóxico y se ve en un estudio, que recomendamos leer, de Stephanie Seller, donde se muestra el impacto que tiene el aluminio en la glándula pineal concretamente.

Se acumula especialmente ahí, impidiendo la producción de sulfato e impide la producción de malatonina. Eso hace que se calcifique. Necesitamos ponernos al sol para producir sulfato de colesterol. Ese sulfato irá al torrente sanguineo, llegará a la glándula pineal y lo combinará con melatonina y lo utilizará para desintoxicar el cerebro durante la noche. Es un quelante y antioxidante fabuloso.

Esto se necesita que ocurra mientras estamos durmiendo. Sino nos hemos puesto al sol, no hemos fabricado sulfato del colesterol. Y si alguien se pone al sol, pero se unta una crema que tenga partículas de aluminio, no solo no vamos a fabricar ese sulfato del colesterol, ni vamos a fabricar esa vitamina D, sino que además estaremos absorbiendo ese aluminio que irá a nuestro cerebro y que se va a acumular.

Esas nanopartículas de aluminio nos intoxican. La glándula pineal, que está fuera de la barrera hematoencefálica, está muy expuesta al aluminio y tiende a acumularlo. Está demostrado que la zona donde más se acumula es en la Glándula pineal. El aluminio inhibe la producción de melatonina, que es un antioxidante y que limpiaría los metales pesados del cerebro, pero que ya no ocurre si estamos produciendo menos del la que necesitamos.

La glándula pineal lo que hace es que se calcifica. El aluminio es muy inflamatorio y acelera la calcificación.

La falta de vitamina D por no ponerse al sol, o por ponerse protección solar, impide la desintoxicación del cerebro porque le falta la producción del sulfato necesario.

El otro enemigo invisible es el Glifosato. Un pesticida que se utiliza mucho en algunos paises, como en España por ejemplo. Este herbicida hace muchas cosas en nuestro cerebro, pero cuando se une con el aluminio es especialmente destructivo y junto con el aluminio inhibe la producción de melatonina y sulfato. Produce disbiosis en nuestra flora intestinal. Descalcifica los huesos y ese calcio se acumula en la glándula pineal de forma acelerada.

Es precursor de enfermedades como el Alzehimer, el autismo y como la esclerosis.

Y por último tenemos que señalar al cuarto enemigo que calcifica la glándula pineal, este es:

La radiación, por ejemplo de los WiFis con esos 2,4 gigahercios, es especialmente dañina para nuestro cerebro porque vuelve permeable la barrera hematoencefálica. Esa barrera es la que envuelve y protege nuestro cerebro de todo tipo de sustancias tóxicas para que no entren.

En los estudios que se han hecho, se ha demostrado que con una breve exposición a esa radiación, del WiFi por ejemplo, nuestra barrera hamatoencefálica se vuelve permeable. ¿Y eso qué resultado va a tener? Que van a llegar a nuesto cerebro más sustancias tóxicas, como por ejemplo el aluminio que va vinculado al glifosato.

Y además de tener la capacidad de volver permeable la barrera hematoencefálica, introduce también permeabilidad intestinal. Cuanto más aluminio acumulemos en el cerebro más inflamación, más marcadores de inflmación, y esto señaliza para que la glándula pineal se calcifique. Por lo cual, esa inflamación que se produce por la radiación, debido a que se vuelve permeable la barrera hematoencefálica, calcifica la glándula y esto acelera los procesos neurodegenerativos.

Resumiendo:

La exposición al fluor hace que se calcifique nuestra glándula pineal y que se vaya reduciendo nuestro coeficiente intelectual.

La exposición al aluminio y no tomar el sol o tomarlo con esas cremas que tienen aluminio, también va a calcificar nuestra glándula pineal.

La exposición a pesticidas como el glifosato también va a calcificar nuestra glándula pineal, evitando la producción de melatonina y sulfatos.

La barrera hematoencefálica se verá comprometida cuando estamos expuestos a las ondas del WiFi en nuestra propia casa.

Recomendaciones para tener la Glándula Pineal lo más sana posible:

Eliminar las fuentes de fluor (pastas de dientes que lo lleven, agua del grifo que lo lleve, etc..

Eliminar la exposición al aluminio de cremas, utensilios de cocina, de nanopartículas en el aire, etc.. y hacer un proceso de quelación que nos permita desintoxicar el cerebro

Reducir la exposición a pesticidas como el glifosato. No es fácil porque en este pais se utiliza mucho. Casi todo lo que no es ecológico lo lleva y aun asi también lo ecológico a veces puede llevar algo, aunque menos. Meter las verduras y frutas 20 minutos en agua con vinagre de manzana es una buena costumbre para eliminarlos.

Reducir nuestra exposición a la radiación eliminando las fuentes de radiación en lo posible, como navegar por cable y eliminar el WiFi de nuestra casa. Hacer mediciones en nuestro hogar para saber a que radiaciones estamos expuestos. Utilizar pinturas y cortinas apantallantes para mitigar la radiación que viene del exterior. Utilizar tecnología de física mecánica y fisica cuantica para mitigar el daño de la radiación. (Ver el artículo: ¿Cómo proteger tu sistema nervioso de los peligros de los campos electromagnéticos)

Otras sugerencias son utilizar la cúrcuma, ya que reduce la acumulación de fluor en la Gándula Pineal y por lo tanto ralentiza el proceso de calcificación. Ejercicios de relajación o actividades tranquilas, como escuchar música suave y/o tomar baños relajantes. Ejercicios de visulalización. Recomendamos encarecidamente el ejercicio 4×4 del Doctor Cecilio Pola y su escuela de bienestar.

Es importante mantener saludable nuestra Glándula Pineal por las razones que hemos expuesto aquí. Tenemos los estudios aportados por D. Juan Zaragoza que documentan científicamente todo lo que hemos señalado en este artículo. Te animamos a “bucear” en esos estudios. A continuación tienes los enlaces:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC6017004/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30002111/

https://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/agua-con-fluor-salud.html

https://thegoodlylawfulsociety.org/pineal-gland-disrupted-heavy-metals-glyphosate/

https://ehtrust.org/brain-development-cell-phones-wireless-scientific-research-neurotoxic-effects-wireless-radiation/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC3969660/

Recommended Posts

Dejar un comentario

0

Start typing and press Enter to search