In Información

Nuestro organismo funciona con electricidad o electrones. El diseño de las células requiere, para un correcto funcionamiento, una tensión eléctrica en el ambiente de las células  de  – 20 a -25 mili voltios. Para la división celular correcta se precisan -50 milivoltios

Para curar cualquier dolencia se precisa la cantidad correcta de voltaje.

Puede decirse que toda enfermedad es una falta de energía o falta del voltaje adecuado. Bien sea para que las células funcionen correctamente o para que se multipliquen.

El voltaje se corresponde con el pH y podemos decir que un pH de 7,35 que es el pH de la sangre en las venas, tiene un voltaje de -20 mili voltios. Un pH de 7,45 que es el pH de la sangre en las arterias, tiene un voltaje de -25 milivoltios

También para que las células puedan renovarse y curar requieren que el ambiente que las contiene tenga una tensión eléctrica de -50 milivoltios. O sea es necesario el doble de voltaje para que haya una reparación celular.

Puede decirse que el voltaje inapropiado es intrínseco de todas las enfermedades crónicas. Para una curación es preciso el voltaje correcto y los nutrientes necesarios que permitan producir nuevas células.

¿Cómo aumentar nuestra energía para combatir la enfermedad? Todavía la pregunta está en pie y presentamos a continuación una serie de formas de aumentar los electrones o la energía en nuestro cuerpo:

LOS MÚSCULOS:

Son una fuente de energía. Los músculos se sitúan uno encima de otro  y forman una fuente de energía piezoeléctrica. Tal como una piedra de un mechero produce chispas al frotarla, los músculos al ponerse en movimiento producen electrones que a través de las fascias o recubrimientos musculares, que son semiconductores, llevan la energía a los órganos que dependen de esos músculos.

Esto explica lo importante de moverse cada día y lo peligroso de la vida sedentaria

EL METABOLISMO:

Nuestras células tienen mitocondrias en su interior que producen energía mediante la combustión de la glucosa, aminoácidos, lípidos, etc. Cuando la célula tiene suficiente oxigeno la combustión es optima y la mitocondria produce el ATP necesario o la energía en forma de cadena de electrones que se requiere, es decir el voltaje necesario.

Esto explica lo importante de una buena respiración, de los ejercicios de respiración para alcalinizar el cuerpo, y de cualquier terapia que promueva la buena oxigenación de la célula. Como bien se sabe las células cancerígenas carecen de un ambiente con suficiente oxigeno.

El oxigeno contribuye a la alcalinización, que es lo mismo que decir, a un correcto voltaje eléctrico que rodea a la célula, favoreciendo así el buen funcionamiento de la misma.

LA LUZ SOLAR:

Somos un 80% de agua. En nuestro cuerpo el agua debe de estar estructurada. Cuando lo está, es capaz de almacenar y  dar energía. Los rayos del sol estructuran el agua y la cargan de energía, es decir de electrones. Esto promueve el flujo sanguíneo y la salud cardiovascular.

Nuestras células y tejidos extracelulares tienen elevados niveles de H3O2 (agua estructurada) que funciona como una batería, ya que almacena y suministra energía.  La luz del Sol incrementa la cantidad de agua estructurada.

Además se ha descubierto que la luz ultravioleta carga a la hemoglobina sanguínea de energía y aumenta la oxigenación en el cuerpo entre un 15 y un 20 por ciento. Tanto es así que la mitocondria nunca produce todo el ATP o la energía que necesitamos ya que hemos sido diseñados para depender de la energía solar como complemento necesario.

De todo esto se desprende la importancia de exponerse con frecuencia y prudencia a la luz solar.

EL AGUA

Nuestro cuerpo básicamente se compone de agua. Ese agua es semejante a una batería ya que se carga de electricidad, de energía. Necesitamos estar bien hidratados para que tengamos una buena carga de electrones.

De ahí la importancia de beber agua. Si el agua que bebemos está estructurada a nivel molecular, tendrá su pleno potencial energético. El agua que se consume a diario pasa por una multitud de agresivos tratamientos químicos. Todo el recorrido a través de tuberías hace que llegue carente de energía vital y con escaso poder hidratante debido a que está desestructurada. Lo mismo sucede con el agua dentro de las botellas de plástico, al estar estancada pierde su estructura, su vibración original. Se puede catalogar de “agua muerta”.

Hay varias formas de estructurar el agua en nuestra propia casa, justo antes de consumirla. El beber ese tipo de agua estructurada nos permitirá cargarnos de energía muy valiosa.

DORMIR  CONECTADO A TIERRA:

El planeta tierra tiene una frecuencia de vibración que da energía por resonancia a nuestras células mientras dormimos. Por otro lado la tierra dispone de una carga eléctrica negativa disponible en una fuente inagotable de electrones. Puesto que la energía que todos necesitamos son los electrones el dormir conectado a tierra provee una excelente recuperación. Puesto que la inflamación y la acidez tienen una carga eléctrica positiva el recibir los electrones de la tierra es el mejor anti-inflamatorio natural. En realidad la salud son electrones

El equipo americano del tour de Francia obtuvo excelentes resultados de recuperación por conectar a tierra a sus corredores mientras dormían. Hasta las heridas se curaban antes y el acido láctico del ejercicio se eliminaba mucho antes. Esta conexión a Tierra es conocida cada vez más con las palabras inglesas de Earthing o Grounding. En esta web podrá ver varias formas de conectarse a tierra.

En el siguiente vídeo puede ver la base científica según la expone el Doctor Sacha:

PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR:

Si vivimos en edificios casi todo el día recibiendo la luz artificial, con el móvil en la mano, rodeados de torres eléctricas de telefonía y del WiFi. Si no tocamos la tierra, separados por los zapatos de goma. Si no recibirnos la luz solar cada día. Si estamos la mayor parte del tiempo sentados ¿No estamos en una situación de mucho riesgo para el voltaje de energía que necesitamos para tener una buena salud celular?

Preguntémonos…..Donde yo vivo ¿Cuántos minutos recibo de luz solar cada día? ¿Cuántos minutos al día estoy tocando tierra? ¿Cuánto tiempo dedico cada día a andar o hacer ejercicio? ¿Qué cantidad y calidad de agua estoy bebiendo cada día? Son preguntas muy básicas pero las consecuencias en la salud son bien grandes.

Cada vez se hace más evidente que el cáncer y otras enfermedades graves, son una fallo, la mayoría de las veces, de la mitocondria de la célula más bien que genético. Eso se demuestra por el sorprendente aumento de la proporción de cáncer en la población donde hemos pasado hace años de 1 caso entre 30 personas a 1 de cada 4 y va aumentando. El fallo mitocondrial está relacionado con las condiciones ambientales que nos rodean y la falta de energía en el organismo.

Las enfermedades crónicas tienen en común una falta de voltaje. Es preciso cada día “cargar nuestras baterías” y evitar las pérdidas de energía especialmente relacionadas con los traumas emocionales.

Recommended Posts
Showing 2 comments
  • Leo
    Responder

    Me ha parecido excelente la informacion de este blog, le agradezco mucho su aporte y trataré de poner en practica todas sus recomendaciones,un saludo.

    • Administrador
      Responder

      Muchas gracias por sus amable palabras. Saludos cordiales.

Leave a Comment

0

Start typing and press Enter to search