In Información, Productos de Protección Electromagnética

Si quieres superar el cansancio y aumentar enormemente tus niveles de energía, hay cuatro “secretos” fundamentales que debes descubrir. Estos tienen el potencial de ahorrarte mucho tiempo perdido y dinero.

Tabla de contenidos

Secreto nº 1: Descubrir el conjunto específico de sintomas que pueden indicarte si tienes cansancio normal o un tipo cansancio más crónico y preocupante que sugiere disfuncion celular.

Secreto nº 2: Descubrir por qué la energía es la clave central para el éxito en transformarte en tu mejor versión.

Secreto nº 3: Descubrir la realidad de lo que obtendrás si vas a un médico convencional para tratar de arreglar tu fatiga.

Secreto nº 4: Descubrir que la clave de la energía o la fatiga está en las mitocondrias de tus células y el ritmo circadiano.

Tambien abordaremos en este artículo siete poderosas estrategias para comenzar a aumentar tu energía de manera espectacular.

Los síntomas que revelan tu nivel de cansancio. Secreto nº 1

La fatiga se ha convertido en una epidemia y se ha vuelto tan común que en realidad se ha normalizado. La gente piensa que es normal estar cansado. Por supuesto, ahora hay fatiga crónica severa, como el Síndrome de Fatiga Crónica o la Fibromialgia. Pero esto es sólo la punta del iceberg, el peor caso de la fatiga. Y eso es lo más extremo a lo que puede llegar el cansancio, pero es fundamental entender que la fatiga no es sólo un síndrome de fatiga crónica severa diagnosticable.

Es un espectro. Va desde la fatiga crónica severa y debilitante, hasta una fatiga mucho más leve como el día a día a las 3 de la tarde o un cansancio general que a veces es constante. Puede tratarse simplemente de despertarse cansado y aturdido todos los días, o de notar que no tienes la misma energía que antes.

Es muy importante tener en cuenta que hay cientos de personas con falta de energía crónica leve o moderada, que aún no es totalmente debilitante. Como deciamos antes, la fatiga se ha convertido en una pandemia.

Debido a lo común que es, la gente ha llegado a pensar que es NORMAL estar arrastrandose durante el día, con una falta de energía crónica. Por supuesto, sentirse un poco cansado o querer acostarse y descansar después de un largo día duro de trabajo físico o mental es totalmente normal. Pero estar fatigado o sentirse agotado constantemente no es definitivamente normal. ¡Es tu cuerpo el que te pide ayuda!

¿Cómo saber si sólo tienes un cansancio normal, que no es señal de nada malo y tal vez sólo significa que necesitas unas vacaciones o un poco más de sueño o un poco de tiempo libre en el trabajo, o si tienes algo que relamente es más grave?

Resulta que hay un conjunto muy específico de signos y síntomas para saber si tienes un cansancio normal frente a un cansancio patológico más grave.

Esto es una combinación de fatiga frecuente durante el día y problemas para dormir (lo que implica que estás muy cansado durante el día, pero a pesar de estar cansado, tienes problemas para dormir) es una señal clave de que pudieras tener alguna disfunción celular y un tipo de fatiga crónica más grave y preocupante.

Si alguien tiene esos dos sintomas (fatiga más problemas de sueño) y además sintomas cerebrales (niebla cerebral, ansiedad, depresión, fatiga relacionada con el cerebro) tiene un tipo de fatiga crónica aún más grave y preocupante, que sigue siendo un signo de disfunción celular.

Y por último, si además de esos síntomas hay alguno de estos: malestar post-esfuerzo, malestar o dolor generalizado y dolores corporales, pueden, potencialmente, ser los síntomas del síndrome de fatiga crónica o de la fibromialgia.

NOTA: Esto evidentemente NO es un diagnóstico médico oficial. Para eso tendrías que ir a ver a tu médico, pero es lo que estos síntomas suelen sugerir.

De nuevo, la fatiga es un espectro. La mayoria de la gente se encuentra en algún lugar en el medio del espectro. No en fatiga crónica debilitante, pero también lejos de un cuerpo de alta energía.

Si tienes un nivel moderado de fatiga en este momento, hay algo muy importante que debes entender. Sólo hace falta un factor de estrés más para pasar de una fatiga moderada a algo mucho más serio y debilitante. Si alguien tiene estos síntomas de los que acabamos de hablar, es una señal de que su vida se dirige en una desagradable espiral descendente sino hace nada para solucionarlo.

PUNTO CLAVE: La fatiga no es normal. Es tu cuerpo pidiendo ayuda. Especialmente si alguien tiene los síntomas mencionados anteriormente, debe tomar medidas para solucionar la disfunción celular. Solo empeorará si no hace nada para solucionarlo.

Tu energía es el fundamento del éxito para convertirte en tu mejor versión. Secreto nº 2

La fatiga es un asesino de la vida.

Pocas cosas pueden sabotear tu vida más, que tener constantemente bajos niveles de energía. Es fundamental entender que tratar de superar la fatiga en tu camino sin dirigirte a la causa, que tiene que ver con las mitocondrias, es literalmente una de las cosas más contraproducentes que se pueden hacer. Es básicamente una garantía de que no se alcanzará el éxito en mantenerse saludable y transformarte en tu mejor versión.

Uno de los puntos claves, de la gente más saludable, tiene que ver con un compromiso de hacer las cosas que cultivan sus niveles de energía física cada día. Es porque la energía es literalmente el núcleo de tu capacidad para construir una vida feliz y exitosa. No es cuestión de esforzarse por superar el cansancio, intentando hacer el trabajo y arrastrandote todo el día. La cuestión es cultivar tu energía física.

PUNTO CLAVE: Comprende que si te estás arrastrando a través de los días no es el camino correcto. Estás saboteando poco a poco cada aspecto de tu transformación a la versión tuya más saludable.

La medicina convencional y la holística tienen poco que ofrecer. Secreto nº 3

Para la mayoría de las personas, el primer lugar al que miran cuando se enfrentan a una fatiga grave es a su médico. Creen que su médico les hará un analisis de sangre y averiguará la causa de su fatiga y les pondrá un remedio en poco tiempo. Para la mayoria de los médicos convencionales el tratamiento consiste en 1º Terapia de ejercicios (estiramientos básicos y caminatas) 2º Antidepresivos. 3º Terapia cognitiva conductual (un tipo de sicoterapia que se centra en interrumpir los pensamientos negativos y en pensar de forma más positiva) 4º Pildoras estimulantes.

Eso es todo lo que la medicina convencional tiene para ofrecer a las personas con fatiga.

Lamentablemente, y al igual que en la medicina convencional, la comunidad de la medicina holística y natural, no tiene respuestas muy efectivas para quienes lidian con la fatiga. Su pensamiento sobre este tema ha sido dominado durante décadas por la teoría de la fatiga suprarenal, que se centra en el papel de las glándulas suprarenales y el cortisol como protagonistas de la fatiga. La teoría de la fatiga suprarenal es básicamente la idea de que el estrés crónico desgasta nuestras glándulas suprarenales.

Parece un concepto algo lógico y quizá por eso se ha convertido en una idea tan popular. Tiene sentido que si las glándulas suprarenales son parte de la respuesta al estrés, tal vez son la razón por la que tantos están tan fatigados. Pero las investigaciones mas recientes de las últimas dos décadas no apoya en absoluto la idea de que la causa principal de estos sintomas de fatiga sea la “fatiga suprarenal” y los bajos niveles de cortisol. La gran mayoria de las personas con estos síntomas de fatiga tienen una función suprarenal perfectamente normal.

No estamos diciendo, cuando mencionamos que la fatiga suprarenal no es la causa de la fatiga crónica, que sus sintomas no sean reales.¡Sus síntomas SON REALES! Lo que se dice es que la investigación no apoya la teoria de que son sus glándulas suprarenales las que están causando los sintomas. Por lo tanto, es muy equivocado pensar que se van a arreglar tus sintomas tratando de arreglar tus glándulas suprarrenales o tus niveles de cortisol. Peor aún, eso apartará tu vista de las soluciones reales, te distraeraerá y será una pérdida de tiempo y dinero.

La clave de la energía o la fatiga está en el Ritmo Circadiano y las Mitocondrias. Secreto nº 4

Todos estamos atados al Sol

La mayoria de nosotros en el mundo moderno no lo sabemos, porque nos hemos desconectado de este hecho. Pero a nivel biológico, todos estamos muy ligados a la salida y a la puesta del Sol. Lo que esto significa es que literalmente tenemos un reloj biológico de 24 horas que está construido en nuestro cerebro y que controla todo tipo de cosas, como neurotransmisores y hormonas en respuesta a los ciclos de 24 horas de luz y de oscuridad.

El reloj circadiano regula las hormonas que regulan la energía, los neurotransmisores, las hormonas que regulan el metabolismo, el sueño, el apetito, el estrés, la salud y la longevidad. Habrás oido a la gente decir cosas como, asegúrate de dormir tus siete u ocho horas cada noche. Bueno aquí está el gran problema..¡Solo hacer eso no es suficiente!

La razón es que el ritmo circadiano controla la profundidad y la calidad de tu sueño, y modula directamente la vigilia y las hormonas y neurotransmisores energéticos. Aunque duermas siete u ocho horas cada noche, si ese sueño no es profundo y reparador, puede que te despiertes aturdido al día siguiente y que tus células no hayan completado sus procesos regenerativos. El ritmo circadiano es el que controla la profundidad, la calidad, el descanso y la reparación en el sueño.

¿Por qué es importante todo esto? Un amplio y creciente conjunto de nuevas investigaciones ha descubierto que el ritmo circadiano es un factor primordial, no sólo en el momento de dormir, sino también en nuestra salud, nuestra composición corporal y nuestros niveles de energía. Además, esta nueva investigación ha descubierto que prácticamente todos los que vivimos en el mundo moderno, sin saberlo, vivimos con los efectos de un ritmo circadiano, que como dijo un investigador, vivimos en una especie de “niebla circadiana”

El cuerpo está diseñado para estar alerta y despierto durante las horas del día y para dormir por la noche. Ahora tenemos una sociedad 24/7 que no está en armonía con nuestro diseño biológico. Uno de los grandes problemas que tenemos ahora es que el insomnio y la falta de sueño se han convertido en epidemias masivas. Hay investigaciones que muestran, por ejemplo, que hoy en día los individuos duermen un 20% menos que hace cien años.

La alteración del ritmo circadiano se ha relacionado con todo tipo de efectos desagradables para la salud. Hay varias capas de causas, pero la principal es que no estamos recibiendo suficiente señal de luz de modo diurno en nuestro cerebro, porque durante el día estamos en interores y no recibimos luz exterior brillante. Luego, por la noche, estamos recibiendo demasiada luz, cuando no deberiamos recibirla por todas las fuentes modernas de iluminación artificial(iluminación interior, televisiones, pantallas de ordenador, teléfonos móviles, tabletas, etc.).

Estos simples hechos del mundo moderno conducen a la interrupción crónica de nuestro ritmo circadiano en nuestro cerebro, lo que crea sutiles alteraciones en las hormonas y los neurotransmisores, que en ultima instancia contribuyen a la fatiga y a una amplia gama de síntomas y enfermedades.

El sueño y la enegía son dos caras de la misma moneda.Y están vinculados por el ritmo circadiano. Puedes estar en una situación en la que tengas un sueño profundo y reparador y mucha energía, como los niños. O puedes mirar tu teléfono a altas horas de la noche y empezar a sufrir lenta e insidiosamente las consecuencias.

La mayoria de la gente no está durmiendo tanto o tan profundamente como necesitamos para recuperación del cuerpo.y para recargar nuestro cerebro.

Trés Mecanismos Claves de Como la Interrupcion del Ritmo Circadiano Causa Fatiga

1º El debilitamiento de las mitocondrias las hace susceptibles al daño

Una de las cosas clave, que el ritmo circadiano hace, es que controla la secreción de melatonina del cerebro. La melatonina es lo que la mayoria de la gente conoce como una hormona que ayuda a desencadenar el inicio del sueño. Sin embargo, también tiene otro papel muy importante. La melatonina es una sustancia única, capaz de penetrar en el interior de nuestras mitocondrías para estabilizarlas y protegerlas del daño.

Mitocondria celular

Uno de los grandes problemas en el mundo moderno es que cuando recibimos luz artificial por la noche, esa luz está literalmente suprimiendo nuestra gládula pineal, lo que inhibe la capacidad de nuestro cerebro para producir melatonina. Digamos que estás recibiendo un 50% menos de malatonina cada noche de lo que deberías.

Bueno, si la melatonina es un estabilizador y protector de tus mitocondrias, eso se suma. Lo que sucede es que estás produciendo crónicamente un 50 % menos de melatonina – un protector crítico de la maquinaría de generación de energía de tu cuerpo- cada noche, año tras año durante décadas. ¡FATIGA!

Basicamente, estás debilitando y fragilizando tus mitocondrias progresivamente y haciéndolas mucho más susceptibles de ser dañadas. Acumulan daño y se vuelven disfuncionales con el tiempo.

¿Qué sucede cuando tus generadores de energia, las mitocondrias, se vuelven disfuncionales y dañadas? Producen menos energía.

La melatonina llega dentro de la mitocondria, estabilizando el estrés oxidativo y el estrés nitrosativo (ROS Y RNS) y luego aumentando el GHS, eso significa glutatión. Este es uno de nuestros más poderosos antioxidantes internos. La melatonina juega un papel central en este proceso, protegiendo nuestras mitocondrias y manteniendolas fuertes y saludables para que puedan producir mucha energía.

Ahora se habla mucho de los antioxidantes, ya sea de pildoras de vitamina C, vitamina E, o de cosas como las bayas. La gente no se da cuenta de que la melatonina es cientos de veces más poderosa en la protección del daño de tu mitocondria. Es uno de los compuestos más críticos para mantener tus mitocondrias fuertes y saludables.

Para mantener sus generadores de energía celular fuertes y produciendo mucha energía, DEBES tener un fuerte ritmo circadiano. Es un factor crítico para mantener tus mitocondrias – tus generadores de energía saludables y capaces de producir mucha energía.

2º Autofagia deficiente (limpieza y regeneración celular)

El proceso llamado autofagía es basicamente el reciclaje a nivel celular. A lo largo del curso normal del día, nuestras células están trabajando y produciendo energía y haciendo las cosas que hacen las células, y en el proceso, acumulan cierto grado de partes celulares dañadas que son disfuncionales.

Al final del día, nuestro cuerpo pasa por este proceso de autofagia donde se descompone, digiere químicamente, y luego recicla estas partes dañadas y descompuestas y reconstruye nuevas partes de células sanas y mitocondrias.

Una gran razón por la que la alteración del ritmo circadiano está relacionada con tantas enfermedades, desde el cáncer hasta el Alzheimer, hasta la obesidad y la fatiga, es que suprime la autofagia. Hace que tu cuerpo no pueda hacer este proceso de reciclaje y reconstrucción cada noche mientras duermes.

Mantener las células limpias es fundamental para ralentizar el proceso de envejecimiento y mantener unas mitocondrias sanas y un alto nivel de energía.

A medida que envejecemos, cuando la autofagia no funciona bien, significa que estás funcionando mañana con los componentes celulares de hoy. Eso significa que se es propenso a las enfermedades y que se reducen los niveles de energía. La acumulación de basura es uno de los principales impulsores de la fatiga y el envejecimiento, pero es importante entender que esta chatarra se acumula sobre todo porque no somos capaces de mantener la autofagia.

Cuanto menos ritmo circadiano, más se reduce la eficiencia de la autofagia., lo que disminuye la limpieza celular, la regeneración y la regeneración mitocondrial. La razón de esto es que la autofagia se produce principalmente durante la noche mientras duermes. Si tu ritmo circadiano no es fuerte y está siendo interrumpido crónicamente, todas las cosas que deberian estar ocurriendo mientras duermes, incluyendo la autofagia, se suprimen.

3º Interrumpir los Neurotransmisores

El reloj circadiano regula la función y afecta a varios neurotransmisores, claves en el cerebro, como la dopamina o la serotonina, que afectan a tu estado de ánimo y, por supuesto, a tus niveles de energía.

Por lo tanto, cuando se altera el ritmo circadiano, también se alteran los neurotransmisores clave en el cerebro, que afectan a tu estado de ánimo (por ejemplo, depresión, ansiedad, etc), a tu salud mental, a tu rendimiento cerebral y, por supuesto, a tus niveles de energía.

Tener un ritmo circadiano fuerte es CRÍTICO para el equilibrio de los neurotransmisores en el cerebro.

Siete Estrategias Respaldadas por la Ciencia para Aumentar Drásticamente Tu Energía

1º Luz brillante cada mañana

Toma la luz del Sol durante los primeros 30 minutos después de levantarte. Este es el momento más crítico para conseguir esa señal luminosa de que es de día, el momento de estar despierto, alerta, activo y enérgico en tu cerebro.

Lo ideal es salir al aire libre. Si te encuentras en una situación en la que te despiertas antes del amanecer o vives en un lugar que está muy nublado durante muchos meses del año, entonces consigue una lámpara SAD o un dispositivo de terapia de luz brillante.

Esto hará una gran defirencia en tu estado de ánimo y tus niveles de energía, literalmente, dentro de, si no el primer día que lo hagas, sin duda a los pocos dias de hacerlo.

2º Apaga tus dispositivos electrónicos y sácalos de tu habitación

La investigación ha demotrado que hacer esta simple cosa, que se ha vuelto sorprendentemente común: retrasar el inicio del sueño, interrumpe la casacada hormonal que necesita ocurrir antes y después del sueño, por lo que estamos hablando de cosas como la melatonina, la prolactina y la hormona del crecimiento, y disminuye la eficiencia del sueño, lo que afecta el sueño reparador.

Es posible estar en la cama durante ocho horas y tener un sueño realmente pobre y poco reparador o estar en la cama durante el mismo tiempo y obtener niveles sorprendentes de profundidad de sueño y regeneración celular.

Además debes evitar ver la televisión o utilizar el ordenador o la tableta al menos una o dos horas antes de acostarte. Si tienes dispositivos en la habitación, lo ideal es que te asegures de que están apagados físicamente, junto con tu WiFi. Además, asegúrate de que tu teléfono no esté cerca de tu cabeza o de tu cerebro durante una hora antes de dormir.

La razón es que, no solo la luz es la que perturba nuestro ritmo circadiano, sino que también se ha demostrado en varios estudios que los campos electromagnéticos de estos dispositivos pueden suprimir la secreción de malatonina y perturbar nuestro ritmo circadiano. La mera presencia física de un dispositivo electrónico cerca de la cabeza perturbará el ritmo circadiano y perturba el sueño de la misma manera que la luz azul.

De hecho, lo más inteligente es desenchufar todos los paratos electrónicos a menos de dos metros de tu cama por la noche y no tener nada encendido cerca de ti mientras duermes. Ahora bien, si hay algún aparato electrónico que necesites cerca, como un despertador, trata de moverlo lo más lejos que puedas de tu cama.

3º Dormir en completa oscuridad

Querrás que tu dormitorio esté completamente oscuro. Lo creas o no, hay investigaciones que muestran que incluso luces muy pequeñas por la noche pueden tener un impacto negativo medible en tu función cerebral. e incluso te hace más propenso a la depresión. El mero hecho de apagar completamente la habitación (o usar gafas oscuras) puede suponer una gran diferencia en la calidad del sueño, la función cerebral y los niveles de energía.

4º Optimiza tu tiempo de sueño en función de tu Cronotipo

En el mundo moderno, gracias a la iluminación, hemos desarrollado interacciones sociales nocturnas. El hecho es que tenemos interacciones sociales nocturnas y es común quedarse fuera hasta más tarde para este tipo de compromisos sociales. El mundo moderno básicamente nos conecta a un ritmo circadiano más tardío que el que deberíamos tener en función de la salida y la puesta del sol.

En función de la salida y la puesta del sol, el reloj circaciano se desfasa, se deplaza a una zona horaria que es de dos o tres horas más tarde de la que debería estar en relidad. En concreto, su hora óptima de acostarse es probablemente de una o dos horas y media antes de lo que crees que es.

Así que, de nuevo, si crees que eres un búho nocturno, tu ritmo natural y óptimo, es casi seguro que es más temprano de lo que crees que es. En concreto, tu hora óptima de acostarte es probablemente de 1 a 2,5 horas antes de lo que crees.

Y entender esto, y cambiar tu horario para alinearte con tu biología, resultará en una mejor función cerebral, un sueño más profundo y mucha más energía.

5º Usa gafas que bloquen la luz azul

Resulta que investigaciones recientes también han demostrado que las longitudes de ondas de la luz azul/verde, que también obtenemos del sol durante el día, también tienen un impacto significativo en el reloj circadiano del cerebro.

Si consigues un par de gafas que filtren la luz azul/verde, puedes seguir, cuando no tengas más remedio, con tus dispositivos electrónicos, seguir con el ordenador, ver la televisión, estar en casa con iluminación interior, etc… Sólo por usar estas gafas puedes eliminar esa luz azul que entra en tus ojos y altera tu reloj circadiano y suprime la melatonina. Notarás probablemente en las primeras noches que duermes mejor y estás con más energía al siguiente día, si estás respetando las cinco sugerencias anteriores.

Puedes usar directamente gafas que filtran la luz azul o, si usas gafas graduadas, puedes poner unos filtros que se insertan con un clip en tus gafas. Las gafas que recomendamos a partir de la puesta del sol filtran un 99% de la luz azul/verde y son de un color naranja intenso

Todo lo que tienes que hacer es usar esas “ridículas gafas”, pero una vez que te acostumbres al factor de la tontería, te adaptas a ellas y disfrutas de los increibles beneficios en cuanto a tu nivel de sueño y energía. Son una herramienta poderosa para el sueño profundo y más enegía.

6º Optimiza tu Ventana de Alimentación para Ampliar tu Autofagia

Una gran razón por la que la alteración del ritmo circadiano está vinculada a tantas enfermedades es que reprime la autofagia. Hace que la autofagia no ocurra correctamente. Ahora, aquí está la clave para entender. La autofagia debería estar ocurriendo mientras duerme, durante el ayuno nocturno mientras duermes y por lo tanto está fuertemente impactada por tu ritmo circadiano.

Acorta tu ventana de alimentación a 10-11 horas diarias. Es posible que si actualmente tienes una ventana de alimentación de 15 horas, deberás hacerlo gradualmente, con unos 15-30 minutos cada pocos dias y si tienes algun trastorno, como diabetes, deberas consultar a tu médico.

7º Conéctate diariamente a la Tierra

En nuestro deseo de aumentar nuestra energía y ayudar a nuestras mitocondrias, debemos acudir diariamente a una fuente inagotable de energia…., la Tierra. Puesto que somos bioeléctricos, nuestro organismo funciona por impulsos de electricidad continua natural. El planeta tierra tiene una inmensa cantidad de electrones que necesitamos para estar equilibrados electricamente.

En el mundo moderno estamos desconectados, con las suelas de goma, del contacto con la Tierra. El estar rodeados de campos electromagneticos, tanto en los interiores como en el exterior, nos roba mucha energía. La razón es que la contaminacion electromagnética la absorbe nuestro cuerpo. Dichas cargas electricas son cargas positivas que nos inflaman y nos vuelven más acidos en nuestro PH. De modo que necesitamos la carga electrica negativa de la tierra para equilibrarnos diariamente. La tierra es el antiinflamatorio natural por excelencia.

Conectarse a tierra diariamente es posible. Simplemente deja que tu piel este en contacto con la tierra, ya sea en la playa, el cesped, abrazando un árbol, usando calzado con conexión a Tierra. Siempre es ideal hacerlo preferiblemente en el exterior. Sino te es posible, hay formas de hacerlo en el interior de casa. (Mira aqui como conectarte a tierra) Media hora, como mínimo al día, te dara una inmensa cantidad de electrones que nuestro cuerpo necesita para no perder su carga electrica negativa.

Además, conectarte a tierra, ayuda a sincronizar nuestro reloj biológico. Es evidente que cuando viajamos lejos, a otro continente, sufrimos un desfase horaraio. Eso produce ciertos efectos en nuestro cuerpo, el llamado “Jet Lag”. ¿Sabías que si te descalzas y pones tus pies en el cesped o en el cemento, o te bañas en la playa si puedes, veinte minutos al menos, se reduciran rapidamente los efectos del Jet Lag? Es como poner en hora el reloj biológico de nuestro cuerpo.

Palalabras finales

Esto es lo más importante que hay que atender. ¡Tu puedes transformar tus niveles de energía! Si has estado luchando con la fatiga crónica, puedes recuperar tu enegía y conseguir tus metas. Si sólo has estado luchando con una fatiga leve o ya estás mayormente saludable y quieres llevar las cosas al siguiente nivel, puedes transformar tu cerebro y tu cuerpo de modo que tengan energía y vitalidad que te permitan convertirte en tu mejor versión.

¡Ahora ve y pon en práctica estas siete estrategias y empieza a aumentar tus niveles de energía!.

Mantente atento a nuestra próxima publicación en este Blog, con la segunda parte de este tema, sobre pasar del estado Cansado al de Alta Energía, donde hablaremos de “La forma más poderosa de construir tus mitocondrias y obtener ¡energía!

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search